SAG iniciará estudio de controladores biológicos para combatir Mosquita Blanca Japonesa

-A +A
El Consejo Regional de Tarapacá aprobó la entrega de $259 millones para estudiar e iniciar la generación de controladores biológicos que permitan combatir a la plaga cuarentenaria Mosquita Blanca Japonesa (Parabemisia myricae) que afecta principalmente a los cítricos de la comuna de Pica.

Región de Tarapacá, 10 de enero de 2014.- El Consejo Regional de Tarapacá aprobó la entrega de $259 millones para estudiar e iniciar la generación de controladores biológicos que permitan combatir a la plaga cuarentenaria Mosquita Blanca Japonesa (Parabemisia myricae) que afecta principalmente a los cítricos de la comuna de Pica.

La iniciativa será coordinada por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), entidad que en noviembre pasado decretó emergencia fitosanitaria en el oasis, iniciando un control integrado de la plaga mediante la aplicación de lavado con jabones fitosanitarios y pulverización electrostática Maxcharge de plaguicidas inocuos a más de 91 mil árboles en toda la comuna.

Fernando Chiffelle, Director del SAG de Tarapacá, explicó que la iniciativa cuenta con una inversión sectorial de 43 millones para fomentar la introducción, adaptabilidad, producción y liberación de controladores biológicos, con miras a lograr el equilibrio natural de la plaga agrícola que afecta la producción de cítricos en Pica.

“La iniciativa considera, además, un trabajo conjunto con la comunidad, especialmente en el reconocimiento de la importancia de los controladores naturales ante los efectos de una plaga agrícola. Esto mediante la realización de días de campo, donde puedan identificar la plaga, y nosotros en tanto, realizar una transferencia tecnológica respecto de las buenas prácticas agrícolas que deberán implementar en sus predios para un manejo integrado de plagas”, acotó Chiffelle.

Asimismo, el proyecto contempla la implementación de parcelas demostrativas distribuidas en las localidades de Pica y Matilla, donde se desarrollarán diferentes métodos de crianza de enemigos naturales a nivel de predio.

Cabe destacar que tras el decreto de emergencia fitosanitaria en la comuna de Pica, tanto el SAG como el Consejo Regional de Tarapacá han destinado más de 474 millones de pesos para contrarrestar los efectos de la Mosquita Blanca Japonesa, plaga de importancia económica y ausente en el país.

Publicado: 
10 Enero 2014