SAG detecta presencia de dañina bacteria en importación de equinos de carrera

-A +A

Santiago, 25 de mayo de 2015.- Durante la realización de los procesos normales de vigilancia de las cuarentenas de importación, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) detectó caballos provenientes de Argentina con indicios positivos de “muermo”, enfermedad infecciosa que afecta a equinos y que no está presente en territorio chileno.

La confirmación la dio el laboratorio oficial del organismo, tras varias muestras que resultaron positivas y que fueron realizadas entre el 22 de abril (fecha de su ingreso) y el 14 de mayo, manteniéndose los animales como reaccionantes positivos en todas las pruebas aplicadas, las que además fueron corroboradas por el laboratorio de referencia de la Unión Europea en Francia, además del Laboratorio Friedrich Loeffler Institut de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en Alemania.

Los equinos, provenientes de Argentina, se mantuvieron en cuarentena en un fundo ubicado en la comuna de Talagante, lugar en el que también se encontraban otros caballos nacionales. La confirmación de la presencia de “muermo” en los ejemplares importados obligó al sacrificio sanitario de los 36 equinos presentes en el predio.

El “muermo” es una enfermedad infecciosa y mortal ausente en nuestro país, causada por la bacteria Burkholderia mallei, que afecta principalmente a caballos, burros o mulas. Se caracteriza por nódulos, úlceras y cicatrización primariamente en el tracto respiratorio, pulmones y piel. En equinos, además, es común la presencia de casos asintomáticos, que son  portadores sanos que facilitan la diseminación de la enfermedad.

Esta patología tiene como característica ser zoonótica, es decir, que puede afectar al hombre y es de alto riesgo y letalidad. Requiere una detección precoz mediante pruebas de diagnóstico que en el país se realizan rutinariamente a todas las importaciones de equinos, con la consiguiente eliminación de todos los ejemplares en el caso de detectar al menos un animal con resultados positivos.

Es por eso que, siguiendo estrictamente los protocolos internacionales para estos casos, la Dirección Regional Metropolitana del SAG emitió la resolución exenta 1406/2015, que da cuenta que “el plantel en su conjunto presenta una situación epidemiológica que hace indispensable eliminar todos los posibles medios de transmisión de la enfermedad con la mayor celeridad posible”.

Así, el Servicio Agrícola y Ganadero, velando por la sanidad y protección  animal del país, adoptó esta medida tendiente a evitar la introducción y la propagación en el territorio nacional de esta bacteria. Por su parte, el Ministerio de Salud avaló la decisión del SAG, debido al grave riesgo para la salud humana que hubiese significado la no aplicación de dicho procedimiento.

Respecto de la decisión adoptada, el Director Nacional del SAG, Ángel Sartori, explicó que “se trata de una enfermedad que como Servicio debemos notificar en forma inmediata a la OIE. Nuestro país está libre de ella y debemos velar porque eso se mantenga, dado que su propagación pudo haber traído consecuencias graves, que afortunadamente pudimos detectar a tiempo”.

Publicado: 
26 Mayo 2015