SAG Biobío implementó insectario para la reproducción de controladores biológicos de la avispa taladradora de la madera del pino

-A +A
Con el objetivo de contar con un insectario que permita reproducir los enemigos naturales de la avispa taladradora de la madera del pino, Sirex noctilio, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, implementó, a fines del año 2013, un insectario de los controladores biológicos Megarhyssa nortoni e Ibalia leucospoides, ubicado en el predio institucional Humán en la comuna de Los Ángeles.

Región del Biobío, 31 de enero de 2014.- Con el objetivo de contar con un insectario que permita reproducir los enemigos naturales de la avispa taladradora de la madera del pino, Sirex noctilio, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, implementó, a fines del año 2013, un insectario de los controladores biológicos Megarhyssa nortoni e Ibalia leucospoides, ubicado en el predio institucional Humán en la comuna de Los Ángeles.

“La Región del Biobío cuenta la mayor superficie de plantaciones forestales de nuestro país; concentra la industria forestal y por sus puertos se exporta más del 90% de los productos forestales de Chile. Por ello es de suma importancia lograr contener y suprimir la principal plaga que afecta al sector forestal, por lo que es una excelente noticia que haya iniciado las operaciones este insectario”, destacó Rodrigo Ther Alarcón, Encargado Regional de Protección Agrícola y Forestal del SAG de Biobío.

Ther Alarcón agregó que “lo anterior es importante ya que al contar con una mayor producción de controladores biológicos podemos aumentar el número de liberaciones en las zonas de mayor concentración de la plaga, situación que dependerá de la cantidad de individuos que emerjan en este insectario, permitiendo así mantener el equilibrio de las poblaciones de la plaga”.

En este sentido recordó que el SAG está trabajando en una estrategia de control biológico, definida en conjunto con el sector público – privado a través de la Mesa Técnica de Sirex noctilio- la cual ha dado excelentes resultados en el corto plazo, ya que “tenemos un buen nivel de parasitismo, un 38 % en nuestra región, lo que nos indica que estamos realizando bien las cosas”, dijo.

Por su parte Rocío Canales Soto, coordinadora Forestal del SAG de Biobío, explicó que estos controladores biológicos permiten contener y disminuir en forma natural las poblaciones de Sirex, ya que parasitan las larvas de las avispa en distintos estadíos, reduciendo así su dispersión y daños. La Megarhyssa nortoni es un insecto originario de Europa, específico para el control de Sirex noctilio, mientras que Ibalia leucospoides es un parásito de la familia Siricidae. Estos insectos no provocan daños a otros insectos, animales ni personas y son inofensivos para el medioambiente, por lo cual llamó a la comunidad a no temerles y a no hacerles daño cuando los encuentren.

Sobre la implementación del insectario, los profesionales del SAG indicaron que éste se construyó en el mes de diciembre, al cual ingresaron 200 trozas infestadas con la plaga, distribuidas en 4 módulos, permitiendo recuperar a la fecha 35 Megarhyssas, las que se han reingresado con el objetivo de reproducirlas, ya que el proceso de liberación se realiza por núcleos, compuestos por 30 parejas. Se espera que en el año 2015 el insectario cuente con una producción que permita satisfacer las necesidades regionales.

Desde el año 2010 el SAG ha liberado 199 individuos en distintos puntos de las comunas de Santa Bárbara, Quilaco, San Fabián, Coihueco y Portezuelo, todos provenientes de insectarios del SAG ubicados en otras regiones. Por su parte el sector privado también ha realizado liberaciones de Megarhyssa nortoni en sus predios forestales de las provincias de Biobío y Ñuble.

Estas actividades se suman a las inoculaciones, que se realizan desde el mes de mayo, con el nemátodo Deladenus siricidicola, el que corresponde a un pequeño organismo que se produce en los laboratorios del SAG y que provoca la esterilidad en las hembras de la plaga.

La avispa taladradora de la madera del pino es una plaga de origen europeo, que se detectó por primera vez en Chile el año 2001. Se caracteriza por atacar, inicialmente, sólo pinos debilitados, enfermos o muertos, pudiendo llegar a afectar los árboles vigorosos. En la Región del Biobío se detectó en septiembre de 2009, en el sector de Loncopangue, comuna de Quilaco.

Publicado: 
31 Enero 2014