Fiscalizaciones del SAG en Río Maitén han permitido controlar foco de Sarna Ovina

-A +A
En enero de 2013 se detectó que la enfermedad afectaba a 2 mil 565 ovinos tras un año de intensas fiscalizaciones y control por parte del Servicio Agrícola y Ganadero, ninguno de los 6 predios involucrados presenta signos clínicos asociados a tal enfermedad

Región de Aysén, 11 de marzo de 2014.- Desde la década del 90’ que existen registros de la presencia de Sarna Ovina en la zona de Cochrane, situación que no se había controlado hasta ahora, cuando a raíz de una denuncia realizada por pobladores del sector Río Maitén en enero de 2013, el Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), lideró el trabajo de control de esta enfermedad en un trabajo conjunto con la AG Río Baker y los pobladores afectados.

Cuando el SAG recibió dicha denuncia respecto a la sospecha de sarna, se procedió a actuar de manera inmediata desarrollando hasta la fecha un intenso plan de acción de manejos sanitarios tendientes a eliminar la enfermedad para los 6 predios del foco, a los que se suman las intensas fiscalizaciones por parte del Servicio respecto al cumplimiento de las restricciones de movimiento de ganado ovino en el sector.

El trabajo desarrollo ha permitido que de los 6 predios infectados inicialmente, ninguno de ellos presenta signos clínicos compatibles con sarna ovina; a excepción de uno, donde aún se presentan signos de laboratorio positivos al muestreo de raspado de piel y lana, situación que no obstante se mantiene bajo abosluto control.

Dicha situación mantiene tranquilos a los productores del sector, quienes en conjunto con el SAG han logrado recuperar la sanidad de sus ovinos lo que se traduce en mayor productividad, tanto en la venta de carne como para la exportación de lana. “Estoy muy agradecido de haber compuesto mi ganadería y le agradezco al SAG, ya que he tratado de hacerlo lo mejor posible.

"Estoy muy conforme ya que nos hemos sacrificado por el bien de nosotros y hasta ahora mi hacienda se ha recuperado harto mucho más de lo que ha estado antes. Se ha mejorado la calidad de ovino, de la lana y del crecimiento” señaló Raúl Urrutia Jerez, productor del sector Río Maitén en Cochrane.

Igualmente, Ramón Henríquez Raglianti, director regional del SAG destacó que “desde que nos informaron del foco de sarna ovina, que al parecer llevaba muchos años en dicho sector, comenzamos a trabajar de la mano con los productores, les explicamos la implicancia que esta enfermedad tiene en la productividad y en la calidad de sus ovinos y ellos aceptaron someterse a los rigurosos controles de fiscalización que hemos desarrollado. Un trabajo que hoy ha rendido sus frutos puesto que la mayoría del ganado del sector afectado se encuentra saneado y en buenas condiciones para las actividades productivas propias de la zona”, puntualizó.

Durante el período de un año, el SAG a través de su oficia sectorial en Cochrane, aplicó una serie de tratamientos antisárnicos, además de restringir las salidas de ovinos de los predios afectados, se realizaron inspecciones de los rebaños y toma de muestras obtenidas a través del raspado de la piel de los lanares, además de aplicar medidas de bioseguridad, la entrega de folletería y charlas informativas.

Publicado: 
11 Marzo 2014