Aumentan en un 300% las entregas de fauna silvestre en la región de Antofagasta

-A +A

Región de Antofagasta.- Un notorio aumento en la entrega de fauna silvestre y especies protegidas anotó el Servicio Agrícola y Ganadero de la región de Antofagasta en lo que va corrido del año. Mientras en 2013 fueron recibidos 18 animales, durante 2014 esta cifra aumentó a 53 especies, evidenciando un alza cercana al 300%, resultado que se debe principalmente al compromiso que ha demostrado la ciudadanía con el cuidado de la naturaleza y de la fauna local, denunciando activamente al SAG.

Entre las denuncias más frecuentes se encuentran las realizadas por vecinos de la región y empresas del rubro minero, quienes durante el periodo antes señalado han entregado voluntariamente ejemplares de vicuñas, gaviotas garumas, golondrinas de mar, chinchillas y distintas especies de zorro (culpeo y chilla). En este contexto y entendiendo las regulaciones de la ley chilena respecto a las especies protegidas, durante el periodo comprendido entre enero y noviembre de este año ingresaron desde distintos puntos de la región 53 animales a las oficinas del SAG, el 33% de ellos correspondientes a especies nativas  silvestres.

En tanto, la Directora Regional del SAG, Angélica Vivallo, sentenció que “como servicio estamos conscientes de la importancia que tienen las denuncias ciudadanas en el pronto rescate de la fauna silvestre de nuestra región. Por este motivo instamos a la ciudadanía a continuar comunicándose con nosotros cuando observen especies en peligro”.

Uno de los principales problemas que detectó el SAG durante el año 2013  fue la gran cantidad de  tenedores de animales exóticos que no presentaban los documentos necesarios para acreditar la legalidad de sus especies. En total, 18 animales fueron  recibidos por la institución durante el año pasado, el 72% de ellos correspondientes a retención de animales exóticos en domicilios por tenencia ilegal, mientras que el 28% restante correspondió a entregas voluntarias en las oficinas del Servicio Agrícola y Ganadero.

Cambio de actitud

Sin embargo, el panorama parece haber cambiado en lo que va de este año, pues de las 24 especies consideradas exóticas que han ingresado al SAG, el 66% de ellas ha sido gracias a las entregas voluntarias de sus propios dueños, quienes alertados por la ilegalidad en la tenencia de sus animales se acercan a las oficinas del Servicio.

“Hemos observado un cambio positivo durante los últimos dos años en el comportamiento de los vecinos de la región de Antofagasta respecto a  la tenencia de animales exóticos protegidos por la Ley de Caza y el convenio internacional CITES (Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres). En lo que va del año hemos recibido 24 animales exóticos en nuestras oficinas, de los cuales el 66% corresponden a entregas voluntarias, lo que habla de un compromiso por parte de la ciudadanía que apunta  al fin del comercio ilegal de animales protegidos”, señaló la Directora Regional del SAG, Angélica Vivallo.

Otro de los aspectos que debe fiscalizar el SAG es el cumplimiento del tratado internacional de la Convención CITES, que regula el comercio de alrededor de 5.000 especies de animales en vía de extinción y 28 mil especies de plantas, amparados por esta convención.

En este contexto, se puede señalar que el 20% de las especies exóticas retenidas por el SAG se concentra en los distintos controles fronterizos de la región de Antofagasta, principalmente en Ollague (frontera con Bolivia) y Paso Jama (frontera con Argentina), y corresponde en su mayoría a artesanía con animales muertos como por ejemplo charangos de quirquincho, yacarés disecados, garras de caimán y pieles de felinos, entre otros.

Durante 2014 además se han encontrado solo dos especies vivas protegidas por la convención CITES, correspondientes a dos especímenes de loro hablador, Amazona aestiva, que un ciudadano chileno intentó ingresar en sacos, los cuales fueron detectados por un inspector y devueltos a su país de origen para su reinserción en el medio natural.

Normativas

El SAG es el organismo encargado de velar por la preservación de los recursos naturales renovables y la fauna silvestre del país. Para estos efectos, la institución pública debe fiscalizar el cumplimiento de la Ley de Caza N° 19.473 y su reglamento, que se aplica a la captura, crianza, conservación y utilización sustentable de la fauna silvestre. Se entiende por fauna silvestre como un ejemplar de cualquier especie animal que viva en estado natural libre o independiente del hombre, en un medio terrestre o acuático, sin importar cuál sea su fase de desarrollo, exceptuando a aquellos animales considerados domésticos o que hayan sido domesticados y presenten dependencia del hombre. Este concepto de fauna silvestre no solo aplica para las especies nativas de Chile, sino que también a las exóticas que se encuentran asilvestradas o en estado de cautiverio en todo el país.

Cabe señalar que  la incautación de mascotas se produce cuando el propietario no puede acreditar la documentación necesaria  que verifique su legítima tenencia. En la mayor parte de los casos se trata de especies protegidas por la Ley de Caza N° 19.473 que detalla las especies que se encuentran protegidas dentro del territorio chileno y para las cuales existe prohibición de tenencia particular, salvo en el caso de animales provenientes de criaderos autorizados y que cuentan con la documentación correspondiente.

 

 

Publicado: 
21 Noviembre 2014